Noticias corporativas

Accede a las últimas novedades de Factotal en el mundo

Cesión de Facturas, Liquidez sin Deudas

2023-08-01

Las micro, las pequeñas y las medianas empresas se enfrentan diariamente a retos de crecimiento y operación, y en algunos momentos se les suma otro que puede ser crucial para su continuidad: la falta de acceso rápido y oportuno al sistema financiero, es decir, a la obtención ágil de recursos para su financiamiento. Ante la falta de liquidez inmediata existe una opción en Chile: la Cesión de facturas.

La cesión de facturas es una fuente de financiamiento que sigue tomando fuerza en el país, según el Banco Central de Chile*, a diciembre de 2019 representó el 2.4% del PIB. Dicho de otra manera, cuando una empresa tiene problemas de caja, ve en el factoring la oportunidad de conseguir los recursos que tanto necesita, con una gran ventaja, sin endeudamiento.

En sí, qué es la Cesión de Facturas

La Comisión para el Mercado Financiero, palabras más palabras menos, define la cesión de facturas o factoring, como el contrato por el cual una compañía “traspasa el servicio de cobranza futura (...) de las facturas existentes a su favor” y a cambio recibe el importe de manera inmediata de esas operaciones con un pequeño descuento por comisión y tasas.

En resumen, puede decirse que el factoring es una alternativa para conseguir capital de trabajo mucho más diligente y fácil en comparación con los créditos de la banca tradicional, ya que exigen menos trámites y el desembolso toma apenas unos días.

Aquí cabe mencionar que el factoring está regido por la Ley 19.983 que le dio mérito ejecutivo a las facturas, asimismo, por la Ley 20.323 de 2009 que regula a entidades financieras como la nuestra.

Así funciona la Cesión de Facturas

Antes de indicar cómo opera la cesión de facturas, es fundamental entender cuáles son los actores que intervienen. El primero de ellos es el cliente, es decir, la empresa que emite la factura bajo los términos de ley y busca financiamiento en poco tiempo. Le sigue el deudor, que es el acreedor que debe pagar el documento que se pretende traspasar. Por último está el factor, nosotros, que es la entidad que recibe la factura y hace toda la gestión de cobranza hasta que obtiene el pago.

El proceso para obtener liquidez es muy simple, el cliente se acerca al factor, el cual inicia la etapa de estudio del deudor que es básicamente un análisis de su salud financiera; es de resaltar en este punto que es un procedimiento muy corto. De ser aprobada la cesión de facturas se pasa a la firma del contrato, se individualizan los documentos a ceder y se define el valor que pagará la entidad financiera.

Luego de la firma, el cliente transfiere las facturas y recibe el pago de las mismas previa deducción de las comisiones y tasas fijadas. Finalmente se le da aviso al acreedor de que su factura ha sido traspasada para que se entienda con la firma para el pago de su obligación.

Punto aparte merecen las responsabilidades de las partes en caso de no pago y el plazo de vencimiento de la factura, pues definen el valor total que recibirá la empresa que se acerca al factor.

Como puede verse la cesión de facturas es el camino más corto para mejorar la liquidez y garantizar la continuidad de las operaciones de tu compañía, piensa en ella como la alternativa de financiamiento que no te genera deudas.

*ESTUDIOS ECONÓMICOS ESTADÍSTICOS Caracterización del Factoring Bancario en Chile: 2009-2020.

Volver
Whatsapp