Noticias corporativas

Accede a las últimas novedades de Factotal en el mundo

La Venta de Facturas en el Perú y sus Particularidades

2023-07-26

El factoring, o venta de facturas como es conocida popularmente, es posiblemente la alternativa de financiación empresarial más ventajosa del mercado, muestra de lo anterior en sin duda su crecimiento: en el Perú aumentó por encima del 30% y más de 17.000 compañías, especialmente micros, pequeñas y medianas que buscaron liquidez inmediata, hallaron en el factoraje la solución que necesitaban.

Desde Factotal nos atrevemos a afirmar que la elección hecha por las MIPYME peruanas hacia el factoring tiene varios fundamentos claves, el primero está relacionado con la dificultad de acceder al sistema bancario sobre todo si apenas están comenzando, es decir, por falta de historial crediticio o ingresos considerables. Otra razón más es que la venta de facturas no les supone un endeudamiento como tal sino, como su nombre lo indica, ceder los documentos que soportan sus cuentas por cobrar, recibir el pago de estas y dejar la responsabilidad de la gestión del cobro al factor. Por último, y quizás el principio que las motiva definitivamente a elegir la opción que ofrecemos, es que reciben el dinero casi de inmediato, lo cual ante una urgencia como los gastos mensuales, el pago de empleados u otras acreencias es capital, literalmente.

Venta de facturas con sello inca

Si bien el factoring, como lo dijimos en otro artículo, opera básicamente de la misma manera en todos los países, en el Perú posee algunas características que valen la pena explicar para que deje de ser una consideración y pase a ser una decisión.

Desembolso en días

Si la venta de facturas se presenta como un producto que ofrece liquidez inmediata, pues así lo tiene que hacer; con el factoraje una cuenta por cobrar que está a 60, 90 o 120 días es pagada en 2 o 3 días, y además le ahorra a la empresa tiempo y los recursos humanos y técnicos que invierte en el cobro.

Tasas competitivas

Como todo servicio financiero, el factoraje tiene unos costos asociados; no obstante, frente a ventajas como la recepción del dinero en horas y la certeza de no contraer una deuda, las tarifas y comisiones que cobra un factor son mínimas. Por otra parte, si se comparan con los intereses de un crédito tradicional, igualmente resultan muy por debajo.

Es igual a autofinanciamiento

No nos cansaremos de repetir que quizás el mayor beneficio que tiene la venta de facturas, es que se trata de un adelanto de los pagos pendientes de tus clientes, es decir, se obtiene el dinero por adelantado bajo el sustento de las cuentas por cobrar. En resumen, es la obtención de recursos sin endeudamiento.

Es ágil

El factoring suma un atributo adicional, es un producto mucho más flexible que los ofrecidos por la banca local. Cuando una empresa se acerca a una entidad financiera en búsqueda de un préstamo, debe pasar por múltiples evaluaciones, numerosos trámites y un proceso que tiende a tardar semanas y que nunca garantiza la aprobación del crédito. En contraparte acceder a la venta de facturas es muy sencillo, incluso, en nuestro caso, se puede hacer de manera online.

Cuando tu compañía requiera financiamiento y liquidez inmediata para sus gastos o para emprender nuevos proyectos, revisa las facturas y descubre la oportunidad que tienes en las manos.

Volver
Whatsapp